Inicio

domingo, 11 de noviembre de 2012

¿Tendremos derecho a tener derechos?


Mientras vivíamos en la euforia del buen momento económico a nadie le preocupaban  los beneficios de los bancos,  los sueldos de los ejecutivos de las grandes corporaciones,  la corrupción política,  los privilegios de la clase política como suculentas jubilaciones, dobles sueldos, exenciones tributarias...No se puede  actuar en beneficio de una minoría, despreciando la voluntad de la gran mayoría.

Nuestros derechos fundamentales parecen ser  subastados al mejor postor para pagar las deudas de bancos y entidades financieras internacionales, pues han sido sus prácticas especulativas  el verdadero enemigo  de empresas y millones de personas que se ven asfixiadas.

La vida humana es una continua lucha.  Desde que  nacemos, las personas,  comenzamos a luchar. Desde niños y conforme se va creciendo, la dureza de estas luchas se va a intensificar. “La lucha por la vida”, sigue por obtener lo necesario para vivir, pero hay personas que solo quieren satisfacer su ego. Todo sirve, todo vale sin tener en cuenta a los demás.

“No se puede servir a Dios y al dinero” (Lc 16,13), “Ay de vosotros  que acumuláis riquezas para sí... ¿Apartaos de mí, malditos, porque tuve hambre,  tuve sed, fui forastero, estaba desnudo, enfermo… y no me ayudasteis” (Mt 25,31-46).
¡Por un mundo  más  solidario !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario